ARCHES celebra el Día Internacional de las Personas con Discapacidad

ARCHES celebra el Día Internacional de las Personas con Discapacidad dando la palabra a los miembros de sus grupos participativos, que se reúnen en 6 museos de toda Europa.

Aquí están sus contribuciones. Muchas gracias a todos los que han hecho posible este gran trabajo.

Ahora escuchemos lo que Thomas Koeck, del grupo de Viena, tiene que decir sobre nuestro proyecto:

El proyecto ARCHES trata de la educación sin barreras en los museos y el acceso al patrimonio cultural para personas con necesidades diferentes, independientemente del tipo que sea. Un objetivo importante, es desarrollar una aplicación fácil de usar y hacer el Kunsthistorisches Museum Wien más accesible. En Viena, el proyecto ARCHES está dirigido por la Dra. Rotraut Krall y su equipo de mediadores de arte en el KHM. Con la ayuda de los mediadores de arte, las personas discapacitadas pudieron visitar y comprender varias exposiciones especiales.
Está claro para todas las personas con discapacidad, que el proyecto ARCHES, es muy importante y que debe continuar en el futuro.

El segundo texto es también de Viena, esta vez de un miembro con discapacidad visual:

Tras las huellas de los grandes artistas

Debe ser una sensación edificante estar frente a una obra maestra y sumergirse en los muchos detalles para sumergirse en un mar de colores, figuras y escenarios que el artista trae a la vida.

Los ciegos son excluidos de esta alegría por la pérdida de nuestros sentidos más importantes, ¿no es así?

Cuando los mediadores de arte prestan sus ojos y ponen su visión y conocimiento en palabras, una imagen emerge gradualmente en la mente, que por supuesto nunca puede igualar a la original. Sin embargo, los escenarios toman forma, se convierten en estados de ánimo que se pueden sentir y cobran vida – casi como si uno pudiera ver la imagen.

Además, los relieves dan una idea bastante precisa de la disposición espacial de los objetos y la relación entre ellos.

Por último, las descripciones verbales de edificios y los materiales táctiles ayudan a dar una impresión de la ubicación de las instalaciones, facilitando la tarea de orientarse y de sentirse un poco como en casa.

De esta manera, incluso las personas ciegas pueden experimentar y disfrutar el arte de la pintura.

Sin embargo, este concepto global sólo puede tener éxito si todos los implicados saben qué medidas son las necesarias para hacer que un “museo para los ojos” sea accesible y acogedor, también para las personas ciegas.

ARCHES intenta construir este puente de entendimiento, por un lado, en talleres conjuntos y, por otro, en actividades adaptadas individualmente.

Los recorridos, bajo la guía de expertos y junto con personas que pueden ver pero que a veces tienen otras limitaciones en su disfrute del arte, son como “ver a través de los ojos de los demás” y no sólo abren una cualidad muy especial en la mirada de una obra de arte, sino que también transmiten un sentimiento de unión y, por tanto, amplían el horizonte de la percepción de uno mismo.

Por lo tanto, considero un privilegio poder hacer una pequeña contribución al éxito de este valiente proyecto.

Eva Papst, grupo ARCHES de Viena

El tercer texto fue preparado por el grupo que se reúne en Oviedo. Se titula “¿Cómo queremos que nos traten en el museo?” y señala lo importante que es que todo el personal del museo conozca el concepto de accesibilidad y tenga una formación básica para apoyar a los visitantes con necesidades especiales.

Aquí van las sugerencias de este grupo:

1. Hay soluciones creativas, económicas y fáciles para todas las cosas. Por ejemplo, si no se pueden agrandar los carteles de un cuadro se puede ofrecer un librito con los textos agrandados en las salas o en la recepción.
2. Es preferible que el personal del museo ofrezca ayuda proactiva, como por ejemplo, guiar a la persona a una obra en vez de mostrarle con el dedo la dirección.
3. El hecho que alguien quiere acercarse a una obra no significa que la quiere tocar. Hay personas con baja visión que necesitan acercarse a las obras para verlas mejor, pero no van a tocarla ni dañarla. Hay que ayudar a los vigilantes diferenciar entre una cosa y la otra.
4. No es suficiente “ser accesible”, hay que especificar que tipo de recursos y ayuda se ofrecen, tanto en la página web como en la entrada al museo.
5. Audioguías accesibles, con lengua de signo y pictogramas son vitales para una visita satisfactoria y grata.

Feliz #IDPWD #IDPD2018 #IDPDD o como quieran llamar el Día Internacional de las Personas con Discapacidad. Nos complace que nuestros grupos hayan encontrado la manera de expresar sus opiniones sobre la accesibilidad en los museos a través de la iniciativa ARCHES, y estamos deseando compartir nuestras conclusiones con otras instituciones. No dude en ponerse en contacto con nosotros en info@arches-project.eu o a través de uno de los socios participantes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *